Espectáculos

Hábitos de higiene que deben ser aprendidos por todos los niños y aplicados a diario.

Entre más pequeños los niños aprendan a asearse ellos solos, mejor grabados se les quedarán los hábitos de higiene personal; hoy te decimos cuáles son esas prácticas de salud que ellos pueden empezar a hacer pronto
 

Por Redacción

-
Hábitos de higiene que deben ser aprendidos por todos los niños y aplicados a diario. Hábitos de higiene que deben ser aprendidos por todos los niños y aplicados a diario.

Uno de los principales errores que se cometen en la crianza, es el de hacer todo por los niños. Si bien la tarea de los padres es el de guiar a sus hijos, esto no quiere decir que deba darse una dependencia total en la familia. Es importante fomentar la independencia y autonomía en los hijos desde que son pequeños, sobre todo en lo que respecta a su higiene

Cuando los niños se saben capaces e independientes, van a crecer con autoconfianza y seguridad en sí mismos. Qué mejor que fortalecer estas ideas que con unos buenos hábitos de higiene, que son el conjunto de conocimientos y prácticas que aplicamos las personas para aminorar los factores que ponen en riesgo a la salud. 

Todas las personas debemos aplicar un aseo diario de nuestro cuerpo y esto lo deben aprender los niños desde que comienzan a entender su entorno. Los hábitos de higiene se tienen que inculcar desde una edad muy temprana, para que se queden para siempre y para beneficio de la salud tanto física, como mental de los hijos.

 

Aunque se piense que los bebés son demasiado pequeños para aprender este tipo de información y hábitos, eso no es verdad, pues desde que empiezan a caminar, ya son capaces de aprender rutinas. Entonces, a partir del año de edad, se tiene que empezar a trabajar el tema de la higiene personal con los hijos, siempre con supervisión.

 

Los hábitos de higiene más importantes que deben aprender tus hijos

En el cambio de pañal

Cuando los niños ya están algo grandes y todavía usan pañal, pueden colaborar en el cambio de los pañales. Es responsabilidad del adulto limpiar bien sus partes privadas, pero ellos pueden tirar el pañal sucio a la basura o pasar las toallitas, talco o cremas con los que se les va a asear. De este modo, sentirá que participa de forma activa en su limpieza. 

Uso del baño y limpieza

Cuando llega el momento de dejar el pañal, hay que procurar que el baño sea un espacio agradable para los niños, con cuentos y chones limpios. Hay que enseñarles a usar el inodoro, a limpiarse ellos solos, tirar el papel en el WC y lavarse bien las manos al terminar. 

Lavado de manos

Durante la situación sanitaria lo volvimos a aprender, el lavado de manos es indispensable para conservar la salud. Los niños pequeños pueden empezar a lavarse solos, siempre con la supervisión y ayuda de los padres, claro está, al pasarles el jabón o colocar un banquito en el lavabo. 

Lavado de la cara

La limpieza del rostro también es un paso importante en la rutina de aseo personal de todos. Cada mañana, los pequeños pueden lavarse la cara y luego secarla con una toalla suave. Si la sensación de agua sobre el rostro no le gusta, se le puede enseñar por partes, empezando por los ojos, luego la boca y el resto de la piel.

La higiene debe ser un proceso personal, incluso en los niños. / Especial Pexels

 

El baño

La hora de la ducha tiene que convertirse en un momento personal, tarde o temprano. Cuando los hijos son pequeños, deben hacerlo siempre con la supervisión de sus progenitores, pero por sí mismos; solo hay que guiarlos, enseñando paso a paso cómo se hace. También tienen que aprender a siempre poner su ropa sucia en el cesto de lavado.

 

Cepillado de dientes

Cerramos con otro de los grandes hábitos de higiene diaria: el lavado de la boca. Desde que aparecen los primeros dientes, hay que mostrar la importancia de realizar este proceso al lavar los dientes de los niños, pero cuando crecen, por ahí de los dos o tres años, debe comenzar la enseñanza de hacerlo por ellos mismos. Siempre hay que supervisar que lo hagan bien, o lo mejor posible, en lo que mejora su capacidad motriz.

En esta nota

  • Hábitos de higiene
Sigue leyendo