Espectáculos

Pinocho llega al cine en su historia original

Roberto Benigni, el actor que interpreta a Gepetto, y el director Matteo Garrone dicen que se ciñeron a la novela original de Calo Collodi para su película "Pinocho", que ya está en los cines.
 

Por Redacción

-
Pinocho llega al cine en su historia original Pinocho llega al cine en su historia original

México.- Ya está en los cines la adaptación cinematográfica de Matteo Garrone de 'Pinocho', que retrata las aventuras de la marioneta de madera que se hizo real, una historia original del italiano Carlo Collodi. 

Se trata de una aventura que Garrone pudo finalmente consolidar y con la estrella italiana Roberto Benigni en el papel de Gepetto.

Este Pinocho es el más fiel al libro que se haya hecho en la historia, es el Pinocho más italiano que he visto, retrata muy bien la pobreza, igual que en el cuento de hadas”.

Y para mí hacer a Gepetto fue un sueño, porque es el padre por excelencia en Italia, es el padre más conocido después de José”, compartió Benigni vía telefónica con Reforma.

‘Fue un regalo que Roberto Benigni aceptara ser Gepetto’

Matteo Garrone completó al decir que para él fue un regalo trabajar con Benigni.

Fue un sueño cuando aceptó ser Gepetto. Roberto viene de una familia muy pobre de la Toscana, viene de ese mundo, eran seis o siete hermanos en un cuarto... su madre, su padre, su abuelo eran pobres”.

Pinocho habla de la pobreza, nadie puede interpretar eso mejor que Roberto”, añadió Garrone en videoentrevista por separado.

Pasa de Gomorra y Dogman a Pinocho

¿Cómo un director que ha causado polémica con películas llenas de violencia, como Gomorra y Dogman, se atreve a llevar al cine una historia infantil clásica como Pinocho?

Honestamente, creo que Gomorra y Dogman son, de alguna manera, cuentos de hadas. Gomorra habla de niños, de violencia y cómo pueden ser peligrosas las consecuencias de las malas decisiones. Eso mismo enseñó Collodi con Pinocho”.

En cierta forma, Pinocho es una historia que aparentemente es muy lejana (se escribió en 1882), pero no.

Aceptó que Pinocho es un clásico de la literatura italiana, de todo el mundo, pero es una especie de laberinto, "te puedes perder ahí cuando haces una nueva versión".

Sueño de la infancia

Reforma publicó que cuando el cineasta era un niño, dibujó su propio storyboard sobre el títere mentiroso. 

Todavía lo tiene y lo muestra cada vez que puede. Pero quiso crear una trama más cercana al texto.

El reto era mostrar, por ejemplo, cómo el niño es secuestrado o colgado de un árbol, pero al mismo tiempo mantenerlo como una película que pudiera ver toda la familia.

En la historia original, Collodi quería que acabara con la escena de Pinocho colgado, pero los niños de ese tiempo no aceptaron un final triste. Así el editor convenció a Collodi de cambiarlo”.

"Es un momento oscuro, pero tenía que estar ahí, en cierto modo nos recuerda la historia de Cristo".

Y Garrone explicó que la parte oscura es necesaria para mostrar el riesgo de tomar malas decisiones, es una advertencia, como en todos los cuentos de hadas.

En la película, Pinocho (Federico Ileapi) está huyendo, persiguiendo aventuras, ya sea en el vientre de un pez gigante, en el País de los Juguetes o en el Campo de los Milagros.

Conoce las incoherencias de la justicia gracias a un juez gorila; y esquiva las artimañas del Gato y la Zorra, dos traviesos aprovechados.

Para el director, era importante mostrar esto en toda su crudeza, para demostrar que el texto de Collodi no ha envejecido.

Pinocho habla del ayer, pero también del hoy y del futuro... Habla del ser humano, de los arquetipos, siempre es moderno. Yo la filmé pensando en gente que estaba a mi lado, personajes que veo en cada esquina”, dijo Garrone.

Detrás del filme

Mark Coulier, dos veces ganador del Oscar por El gran hotel Budapest y La dama de hierro, dio vida a Pinocho con maquillaje protésico.

Otro ganador del Oscar, el compositor Dario Marianelli (Paddington 2) escribió la partitura original.

Los efectos visuales fueron concebidos por Rachael Penfold y su equipo de One Of Us, el estudio de efectos visuales con sede en Londres conocido por su trabajo en The Revenant, Aladdin y The Crown.

El director creció siendo fan de la adaptación italiana de Luigi Comencini Las aventuras de Pinocho (seis episodios, 1972), con Nino Manfredi como Gepetto. "Era muy buena, el problema era que no sabían cómo hacer una marioneta, no tenían la tecnología para ello, pero no nos fijamos en eso en aquella época".

Federico Ileapi, el niño que interpreta a Pinocho, se sometió a una sesión de maquillaje de cuatro horas cada día de rodaje.

En esta nota

  • Pinocho
Sigue leyendo