Internacional

Estados Unidos, Reino Unido y la UE sancionan a China por el genocidio en Xinjiang

Las sanciones afectarán a 4 funcionarios del gobierno chino y se aplicarán en 30 países aliados, entre ellos Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y la Unión Europea.
 

Por Redacción

-
Estados Unidos, Reino Unido y la UE sancionan a China por el genocidio en Xinjiang Estados Unidos, Reino Unido y la UE sancionan a China por el genocidio en Xinjiang

Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y otros países de Europa anunciaron sanciones coordinadas contra cuatro altos funcionarios del gobierno chino por abusos contra los derechos humanos de la minoría musulmana uigur en la provincia de Xinjiang.

Según el diario estadounidense Politico, que informó primero de la noticia, las sanciones están relacionadas con las acusaciones de genocidio contra los uigures que Canadá, Estados Unidos y el Reino Unido han emitido contra Pekín en las últimas semanas.

Las medidas serán adoptadas por un total de 30 naciones aliadas. Imponen la prohibición de viajar y la congelación de activos a altos funcionarios y a la Oficina de Seguridad Pública del Cuerpo de Producción y Construcción de Xinjiang, administrada por el gobierno chino.

Condenan abusos contra musulmantes en Xinjiang

Al anunciar las medidas en la Cámara de los Comunes, el canciller británico Dominic Raab dijo que los abusos contra los musulmanes uigures en Xinjiang eran "una de las peores crisis de derechos humanos de nuestro tiempo" y que la comunidad internacional "no puede limitarse a mirar hacia otro lado".

 

"El control del Estado en la región es sistémico. Más de un millón de personas han sido detenidas sin juicio, hay denuncias generalizadas de torturas y violaciones en los campos, basadas en testimonios de primera mano de supervivientes", dijo Raab en los Comunes.

"Estoy seguro de que toda la Cámara se unirá a mí en la condena de estas atroces violaciones de los derechos humanos más básicos".


El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, reiteró las acusaciones de "genocidio y crímenes contra la humanidad" contra China y pidió al país que pusiera fin a su represión contra los uigures, de mayoría musulmana, y solicitó la liberación de "todos los detenidos arbitrariamente en campos de internamiento y centros de detención".

China negó anteriormente la existencia de campos de detención de uigures en Xinjiang, pero desde entonces los ha descrito como centros para proporcionar formación laboral y reeducar a personas expuestas al pensamiento radical yihadista.

 

En esta nota

  • Estados Unidos
  • Reino Unido
  • UE
  • China
  • Xinjiang
Sigue leyendo