Internacional

Estados Unidos supera el temido medio millón de muertes por Covid-19

Los expertos advierten que es probable que haya unas 90.000 muertes más en los próximos meses
 

Por Redacción

-
Estados Unidos supera el temido medio millón de muertes por Covid-19 Estados Unidos supera el temido medio millón de muertes por Covid-19

Washington, Estados Unidos.-  superó el lunes un hito que antes parecía inimaginable: 500.585 muertes por la enfermedad de Covid-19 y 28.191.227 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2, según cifras actualizadas de la Universidad Johns Hopkins.

Los expertos advierten que es probable que se produzcan unas 90.000 muertes más en los próximos meses, a pesar de la campaña masiva de vacunación. Mientras tanto, los traumas de la nación siguen acumulándose de una forma sin parangón en la vida reciente de los estadounidenses, dijo Donna Schuurman, del Centro Dougy para Niños y Familias en Duelo, en Portland, Oregón.

En otros momentos de pérdida épica, como los ataques terroristas del 11 de septiembre, los estadounidenses se han unido para hacer frente a la crisis y consolar a los supervivientes. Pero esta vez, la nación está profundamente dividida.

Un número asombroso de familias están lidiando con la muerte, la enfermedad grave y las dificultades económicas. Y muchas se han quedado aisladas, incapaces incluso de celebrar funerales.


En las últimas semanas, las muertes por coronavirus han disminuido de más de 4.000 registradas en algunos días de enero a una media de menos de 1.900 al día.

Aun así, el número de víctimas registrado por la Universidad Johns Hopkins, que asciende a medio millón, es ya mayor que la población de Miami o de Kansas City, Missouri. Es aproximadamente igual al número de estadounidenses muertos en la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea y la Guerra de Vietnam juntas. Es similar a un 11-S diario durante casi seis meses.

Ante 500 velas encendidas, una por cada 1.000 muertos, en la escalinata de la Casa Blanca, el presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, acompañados de sus respectivas esposas, guardaron un minuto de silencio para honrar a las víctimas. 

A diferencia de su predecesor, el republicano Donald Trump, que a menudo trató de restar importancia a la enfermedad, Biden ha hecho de la lucha contra la pandemia su principal prioridad. 

El presidente advirtió de que el número de muertos por el Covid-19 en Estados Unidos podría llegar a estar "muy por encima" de los 600.000, según indican los modelos de predicción, que estiman que esa cifra se materializará en primavera. 

El demócrata también recordó la necesidad de mantenerse alerta en la lucha contra el virus, con el uso de mascarillas, la distancia de seguridad obligatoria y la vacunación cuando corresponda. 

La cifra de medio millón de muertos supera con creces las primeras previsiones de la Casa Blanca, que hace un año estimaba entre 100.000 y 240.000 muertes en el mejor de los casos, pero está lejos de los dos millones de muertos de la previsión más pesimista.

Con sólo el 4% de la población mundial, Estados Unidos representa casi el 20% de todas las muertes causadas por la pandemia en el mundo. A pesar de las dramáticas pérdidas, la tendencia en el país, que anunció su primera cifra de muertos en febrero del año pasado, es notablemente descendente a medida que aumenta el ritmo de vacunación.

Un total de 44,1 millones de estadounidenses han recibido ya una dosis de la vacuna, y unos 19,5 millones han recibido las dos dosis. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la agencia federal de vigilancia de la salud pública, dijo que las muertes en EE.UU. están en su nivel más bajo desde diciembre, con un descenso del 39% en la última media de siete días de nuevos casos diarios.

El presidente Biden ha reiterado en los últimos días que confía en que para julio el país alcance la inmunidad de rebaño tras la vacunación de toda la población adulta después de recibir 600 millones de dosis.

El número de víctimas, que representa 1 de cada 5 muertes registradas en todo el mundo, ha superado con creces las previsiones iniciales, que daban por sentado que los gobiernos federal y estatales montarían una respuesta integral y sostenida y que los estadounidenses individuales harían caso de las advertencias.

A finales del pasado otoño, el 54% de los estadounidenses declararon conocer a alguien que había muerto a causa del COVID-19 o que había sido hospitalizado con él, según una encuesta del Pew Research Center.

El dolor estaba aún más extendido entre los afroamericanos, los hispanos y otras minorías. Las muertes casi se han duplicado desde entonces, y el azote se ha extendido más allá de las áreas metropolitanas del noreste y noroeste afectadas por el virus la pasada primavera, y las ciudades del Cinturón del Sol se vieron muy afectadas el pasado verano.

En esta nota

  • Estados Unidos
  • Muertes
  • Covid-19
Sigue leyendo