Internacional

La NASA envía calamares al espacio

El diminuto calamar, que mide unos 5 centímetros en la edad adulta, tiene una relación simbiótica con Vibrio fischeri, una bacteria bioluminiscente.
 

Por Redacción

-
La NASA envía calamares al espacio La NASA envía calamares al espacio

Hawái - La NASA lanzó calamares al espacio como parte de la 22ª misión de reabastecimiento de SpaceX a la Estación Espacial Internacional, 128 crías de calamar hawaiano con enlaces al Laboratorio Marino Kewalo de la Universidad de Hawái.

El objetivo de la NASA de enviar calamares al espacio es ayudar a los científicos a realizar avances para preservar la salud de los astronautas durante las largas misiones espaciales.

El diminuto calamar, que mide unos 5 centímetros en la edad adulta, tiene una relación simbiótica con Vibrio fischeri, una bacteria bioluminiscente, informó Star-Advertiser.

El calamar tiene un órgano luminoso que se alimenta de Vibrio fischeri, lo que le permite emitir un brillo regulable que le proporciona camuflaje frente a la luz de la luna y las estrellas, y elimina sus sombras, lo que dificulta su detección por parte de los depredadores.


Según la descripción de la UMAMI, el experimento examina las interacciones moleculares y químicas entre las paralarvas de calamar recién eclosionadas y el Vibrio fischeri, que se agrupan en una cohorte de paralarvas de calamar durante el vuelo espacial para colonizar el órgano luminoso del calamar.

El objetivo principal del viaje del 3 de junio era entregar miles de kilos de carga como parte de una misión comercial de reabastecimiento que también llevaba suministros de investigación y hardware del vehículo, incluidos los dos primeros paneles solares nuevos.

La investigadora Jamie Foster, que completó su doctorado en la Universidad de Hawai, está estudiando cómo los vuelos espaciales afectan a los calamares con la esperanza de reforzar la salud humana durante las largas misiones espaciales, informó el lunes el Honolulu Star-Advertiser.

Cuando los astronautas están en baja gravedad, la relación de su cuerpo con los microbios cambia, dijo la profesora de la Universidad de Hawaii Margaret McFall-Ngai, con quien Foster estudió en la década de 1990. 

Foster es ahora profesora de Florida e investigadora principal de un programa de la NASA que investiga cómo la microgravedad afecta a las interacciones entre los animales y los microbios. 

Foster dijo que comprender lo que ocurre con los calamares en el espacio podría ayudar a resolver los problemas de salud a los que se enfrentan los astronautas, informó Associated Press.

Los calamares, cuyo regreso está previsto para julio, se conservan a lo largo del tiempo para captar los cambios que se producen en el entorno espacial en presencia o ausencia de sus bacterias simbióticas, según publicó Star-Advertiser.


 

En esta nota

  • LA NASA
  • Calamares
Sigue leyendo