Internacional

Nueva York accede a la legalización de la marihuana recreativa

Si se aprueba el acuerdo, la gente podrá consumir legalmente marihuana para uso recreativo en Nueva York.
 

Por Redacción

-
Nueva York accede a la legalización de la marihuana recreativa Nueva York accede a la legalización de la marihuana recreativa

Los legisladores neoyorquinos y el gobernador Andrew Cuomo han llegado a un acuerdo para acelerar la legalización de la marihuana recreativa, después de años de retraso con respecto a otros estados progresistas en este tema.

Según la presidenta del Comité de Finanzas del Senado, Liz Krueger, el acuerdo legalizaría la marihuana recreativa para los adultos mayores de 21 años; permitiría la posesión personal de hasta tres onzas; establecería coffee shops al estilo de Ámsterdam donde se podría fumar la hierba; e incluiría un impuesto sobre las ventas del 13%, del cual el 9% iría al estado y el 4% a los gobiernos locales.

Los distribuidores también pagarían un impuesto especial, que podría llegar a ser de tres céntimos por miligramo de THC, el ingrediente activo del cannabis; ese impuesto tendría una escala móvil, según el tipo de producto y su potencia. Como parte del acuerdo, las ciudades, pueblos y aldeas también pueden optar por no aprobar la venta al por menor y la entrega de marihuana dentro de su jurisdicción.

Está previsto que el proyecto de ley se estudie la semana que viene en la Asamblea y el Senado del Estado, poco antes de que finalice el plazo de los presupuestos estatales. Según el Wall Street Journal, la Oficina de Gestión del Cannabis establecida en la propuesta dependería de una junta de cinco miembros, tres de los cuales serían nombrados por el gobernador, y la Asamblea Estatal y el Senado nombrarían a uno cada uno.

Legalización de la marihuana generaría millones de dólares en impuestos

Según una estimación de la oficina del gobernador, la marihuana legal podría generar unos 350 millones de dólares en impuestos al año, lo que supondría un gran impulso para el estado después de que la pandemia hiciera mella en los ingresos por impuestos sobre las ventas recaudados por el estado de Nueva York.

Lamentablemente, el dinero de la marihuana no llegará a tiempo para ayudar a cerrar el déficit presupuestario de 2.500 millones de dólares al que se enfrentará Nueva York en el próximo año fiscal. Los impuestos sobre las ventas y los productos comenzarían tan pronto como un año después de la promulgación del proyecto de ley, momento en el que, según se informa, podría comenzar el uso recreativo y el cultivo personal limitado.

Los ingresos fiscales procedentes de la venta de marihuana se destinarían en primer lugar a las operaciones de la Oficina de Gestión del Cannabis y a la formación de agentes de policía para detectar la conducción bajo los efectos del alcohol. El 40% de los ingresos restantes se destinarían a ayudas escolares, otro 40% iría a un fondo que establece subvenciones para la equidad social y otro 20% se destinaría a programas de tratamiento de drogas y educación pública.

 

Refiriéndose a los programas para ayudar a las personas que fueron encarceladas durante la guerra contra las drogas que podrían financiarse a través de la legalización, Peoples-Stokes dijo: "Esta reinversión en la comunidad podría invertir toda esa dinámica. Podríamos reinvertir en la vida de las personas". Añadió que el proyecto de ley fue diseñado para permitir a las personas que vendían marihuana ilegalmente en el pasado la oportunidad de obtener una licencia de venta legal.

 

En esta nota

  • Nueva York
  • Marihuana
Sigue leyendo