Internacional

Se prepara una prisión en Texas para encarcelar a los inmigrantes que cruzan la frontera ilegalmente

Este miércoles, los reclusos de la Unidad Dolph Briscoe empezaron a ser trasladados a otras prisiones con el fin de desalojar la prisión para los reclusos inmigrantes. 
 

Por Redacción

-
Se prepara una prisión en Texas para encarcelar a los inmigrantes que cruzan la frontera ilegalmente Se prepara una prisión en Texas para encarcelar a los inmigrantes que cruzan la frontera ilegalmente

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ha ordenado la reubicación de los reclusos de la prisión de Briscoe, en el sur del estado, para hacer espacio para encarcelar a los inmigrantes que cruzan ilegalmente la frontera, anunció el jueves el Departamento de Justicia Criminal del estado.

En un esfuerzo por acabar con la actual crisis migratoria, el gobernador está destinando recursos estatales para detener y confinar a los que cruzan ilegalmente la frontera y que han cometido un delito estatal o federal, dijo un portavoz, Jeremy Desel.

El departamento dijo que comenzó el miércoles a transferir reclusos de la Unidad Dolph Briscoe, una prisión de mediana seguridad ubicada en la ciudad de Dilley, a unos 113 kilómetros (70 millas) al suroeste de San Antonio, a otras prisiones. La prisión tiene capacidad para 1.384 personas. 

Cabe destacar que en la ciudad de Dilley ya existe un centro de detención familiar del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) con capacidad para 2.400 personas, incluidos niños, según información publicada por Associated Press.


La decisión de Abbott forma parte de su operación antiinmigración denominada Lone Star, que anunció en marzo con el objetivo de reforzar la seguridad fronteriza y combatir el tráfico de personas y de drogas, según el gobernador. 

Los cruces ilegales han crecido de forma constante desde abril de 2020, después de que el entonces presidente Donald Trump blindara las restricciones asociadas a la pandemia de coronavirus para negar a la mayoría de los migrantes la posibilidad de solicitar asilo.

La tendencia se ha acelerado aún más bajo la actual Administración, que rápidamente derogó muchas de esas políticas fronterizas más duras. Sólo en mayo, la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras registró más de 180.000 aprehensiones en la frontera, un récord por tercer mes consecutivo.

Hace apenas una semana, el gobernador Abbott anunció la liberación de 250 millones de dólares más del fondo estatal para financiar la construcción de más barreras a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México. 

Esto también forma parte de su proyecto que se enfrenta a los ideales del presidente Joe Biden en relación con el tema de la inmigración, ya que podría desencadenar una serie de desafíos legales por parte del gobierno federal. 

En esta nota

  • Texas
  • Migrantes
  • Cárcel
Sigue leyendo