Noticias

Los jugadores de Boca Juniors llegan a las manos en pleno partido

Los jugadores de Boca Juniors protagonizaron una fuerte discusión y tuvo que intervenir la policía.
 

Por Redacción

-
Los jugadores de Boca Juniors llegan a las manos en pleno partido Los jugadores de Boca Juniors llegan a las manos en pleno partido

Este domingo Boca Juniors empató 0-0 con el Racing en la Jornada 13 de la Liga de Argentina, sin embargo, lo que más llamó la atención fue el enfrentamiento entre Darío Benedetto y Carlos Zambrano al medio tiempo. 

A pesar de que el “Pipa” se tapó la boca para que no se le leyeran los labios, algunas frases sí se pudieron escuchar: “Dale, boludo, yo me mato”, decía Pipa. “Si nosotros estamos mirando cuando tiran los centros nos van a hacer un gol, boludo”, añadió. 

Al regresar a la cancha para la segunda parte, Zambrano y Pipa traían marcas de golpes, Carlos en la cara, debajo del ojo; y el argentino Dario Benedetto en el cuello, por lo que sí hubo una discusión más fuerte dentro del vestidor. 

Jugadores de Boca Juniors se pelean

Jugadores de Boca Juniors se agarran a golpes en los vestidores Racing y Boca igualaron 0-0

De acuerdo con Diario Olé, algunos compañeros del conjunto Xeneize y la policía tuvo que intervenir para separar a los involucrados, pero no hay posibilidad de que inicie un juicio porque el marco legal no lo permite. 

Por su parte, Hugo Ibarra, técnico del Boca Juniors, aceptó que sí hubo una discusión, aunque no sabe el por qué. “Hubo una discusión, nada más que eso. Después te puedo hablar del partido. No tengo la mejor idea qué pasó, lo voy a charlar”. 

Agregó que estas situaciones están presentes en el futbol, pues para tener un mejor rendimiento deben haber discusiones. “Siempre hubo discusiones en los planteles. Para mejorar tiene que haber discusiones. No tengo idea, se jugó 90 minutos, pudo haber sucedido algo en el partido”.

 

Racing y Boca Juniors empataron sin goles

Racing y Boca igualaron 0-0

Racing y Boca igualaron 0-0 en el clásico de la fecha 13 de la Liga Profesional de Fútbol. Durante el primer tiempo, la Academia perdonó al Xeneize en reiteradas oportunidades, y en el segundo, la visita fue más, pero no logró convertir. 

De todos modos, el foco estuvo en la última jugada, una polémica mano en el área, que Fernando Rapallini revisó en el VAR, pero no cobró.  El árbitro, quien se acercó a la pantalla para verla, insólitamente decidió no cobrar penal y cerrar el encuentro.

En esta nota

  • Boca Juniors
  • Racing
Sigue leyendo