Noticias

¿Usas bótox? Cofepris emite alerta por robo de esta sustancia médica

La Cofepris indica que usar bótox robado puede ser peligroso para la salud porque se desconoce el manejo y almacenamiento que se le da a la sustancia
 

Por Redacción

-
¿Usas bótox? Cofepris emite alerta por robo de esta sustancia médica ¿Usas bótox? Cofepris emite alerta por robo de esta sustancia médica

La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) alertó sobre el robo de bótox (toxina butolínica tipo A), perteneciente a la empresa Allergan SA de CV. Esta alerta fue emitida para hacer un llamado a las farmacias, profesionales de la salud y a distribuidores a no comprar dicha mercancía. 

En un comunicado, la Cofepris dijo que los lotes de bótox robado son los marcados con los números C7749C3 con fecha de caducidad 24 de mayo de 2025 y C7773C3 con vencimiento 1° de junio de 2025.

La dependencia federal dijo que al ser robado, se desconoce cómo se procedió con su manejo y las condiciones de almacenamiento del producto tras el hurto, por lo que representa un riesgo a la salud de la población. 

En caso de identificar los lotes antes señalados, se exhorta a presentar la denuncia sanitaria correspondiente a través de la página de Cofepris; al número 800 033 5050, o de manera presencial en las instalaciones de los Centros Integrales de Servicio, presentes en cada entidad federativa.

Qué es el bótox

El bótox es una sustancia hecha de una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum. Es la misma toxina que causa un tipo de intoxicación alimentaria peligrosa para la vida llamada botulismo. Los médicos la utilizan en pequeñas dosis para tratar problemas de salud, entre ellos:

  • Eliminación temporal de las arrugas faciales
  • Sudoración severa de las axilas
  • Distonía cervical: Un trastorno neurológico que causa contracciones musculares severas en el cuello y los hombros
  • Blefarospasmo: Parpadeo incontrolable
  • Estrabismo: Ojos desviados
  • Migraña crónica
  • Vejiga hiperactiva

Las inyecciones de bótox funcionan debilitando y paralizando determinados músculos o bloqueando algunos nervios. Los efectos perduran entre tres o cuatro meses. Los efectos secundarios pueden incluir dolor en el lugar de la inyección, síntomas similares a los de una gripe, dolor de cabeza y malestar estomacal.

 

Las inyecciones en la cara también pueden causar una caída temporal de los párpados. No se debe utilizar bótox durante el embarazo o la lactancia. 

 

En esta nota

  • Bótox
  • Cofepris
Sigue leyendo