Salud

Tomar siestas frecuentes tiene riesgos para la salud, según un nuevo estudio

Tomar siestas usualmente puede ayudarte a recargar tu energía y continuar con tus actividades diarias, pero también puede tener consecuencias especialmente en tu salud cardiovascular
 

Por Redacción

-
Tomar siestas frecuentes tiene riesgos para la salud, según un nuevo estudio Tomar siestas frecuentes tiene riesgos para la salud, según un nuevo estudio

Las siestas o descansos durante el día son parte de la rutina de muchas personas, ya que te permiten tomarte un respiro de tus actividades diarias y recargar tu energía, sin embargo de acuerdo a un reciente estudio, tener este habito también puede traerte mayores riesgos de desarrollar presión alta.

El psicólogo Michael Grandner, encargado de la Clínica de Medicina Conductual del Sueño en el Centro Médico de la Universidad de Banner ubicada en Tucson, Arizona a través de un comunicado detalló el riesgo para la salud cardiovascular y cerebral que existe para para las personas que suelen tomar siestas como parte de su rutina diaria.

Tomar siestas no es malo, pero sí lo es sino duermes bien durante la noche

De acuerdo al experto, muchas de las personas suelen incorporar una siesta entre sus hábitos debido a la falta de sueño por la noche, ya que si bien se podría pensar que tomar un descanso de este tipo durante el día puede ayudar, esto no compensa los efectos de un corto ciclo de sueño e incluso podría empeorar la salud.

La investigación publicada en Hypertension, una revista de la American Heart Association (AHA) señaló que los participantes que usualmente tomaban siestas durante el día tenían un 12% más riesgo de desarrollar presión arterial alta en un futuro y hasta un 24% de sufrir un derrame cerebral en comparación de quienes nunca tomaban una siesta.

Los datos son más alarmantes en el caso de las personas menores de 60 años que toman siestas con regularidad, ya que esta población tenía hasta un 20% mayor riesgo a sufrir presión arterial alta en comparación de quienes nunca las toman u ocasionalmente.

Para realizar este estudio los más de 360 mil participantes proporcionaron muestras de sangre, orina y saliva de forma regular, así como fueron entrevistados sobre sus hábitos de siesta durante cuatro años.

Los resultados obtenidos se mantuvieron incluso después de que los científicos excluyeron a las personas que tienen alto riesgo de padecer hipertensión como aquellos que tenían diabetes tipo dos, colesterol alto, tenían turnos nocturnos o trastornos del sueño.

Así mismo, el grupo de especialistas resaltó la importancia de dormir 8 horas diarias para poder gozar de una salud óptima en órganos como el corazón y el cerebro, por lo que reducir esta cantidad de sueño nocturno sin duda trae consecuencias como las reportadas en el estudio.

En esta nota

  • Salud
  • Siestas
Sigue leyendo